Quisiera compartirte mi experiencia a lo largo de estos años, creeme que no ha sido fácil, he pasado por un sin fin de obstáculos.

Me gustaría decirte que he aprendido poco a poco a vivir mi día por mi cuenta, a pensar en mi misma y en valorarme un poco más. Eso quisiera decírtelo en persona y poder superar ese miedo que tengo de volver a verte pero no como esa persona a la que tanto amé, si no como alguien más, un conocido más... ¿Pero sabes qué? No puedo.

Me es imposible borrar cada recuerdo de ti, cada momento que vivimos. Cada vez que pasa algo alegre en mi vida, miro a mi celular, busco tu número y no tienes idea de las ganas inmensas que me dan por hablarte y compartirte el motivo de mi felicidad.

Que triste es tratar de vivir tu día a día, llenándote de un sin fin de recuerdos y de felicidad, pero al final, te recuerdo y todo se derrumba dentro de mi ser.

Me había dado la oportunidad de conocer más gente, pensé que había conocido a alguien que me ayudara a olvidar todas mis tristezas, apoyarme a ser una mejor persona en cuanto a mis malos pensamientos, pero no fue así... siempre existe un obstáculo en mi vida para poder llegar a la alegría que sentía hace años.