Estoy cansada de acostarme cada día con taquicardias de lo nerviosa que me pongo a la hora de dormir.
Estoy cansada de acostarme con miedo porque sé que voy a tener una noche horrible y que no está en mi mano mejorarlo.
Estoy cansada de levantarme en mitad de la noche del miedo que paso teniendo pesadillas.
Estoy cansada de levantarme en mitad de la noche y no poder dormir una hora seguida a partir de entonces.
Estoy cansada de pesadillas sobre la muerte de mis seres queridos, sobre la guerra o sobre cómo me hacen bullying.
Estoy cansada de tener ansiedad cada día porque sé que no voy a poder dormir suficiente antes de ir a clase.
Estoy cansada de levantarme empapada de sudor de lo horrible que son las pesadillas.
Estoy cansada de no dormir por pesadillas, por miedo, por ansiedad.
Y no hay nada que pueda hacer.