Con exactitud, una semana había pasado ya desde que había optado por salir de esa enorme casa, la cual albergaba no solo artículos costosos y finos sino también centenar de recuerdos tan únicos, tan especiales que de solo revivirlos en su cabeza le provocaban ganas de llorar; pero el ya estaba decidido, la ausencia de su amado le hacía casi imposible mantenerse durante más tiempo en su hogar, el cual compartía con su novio. Simplemente Taehyung se marcho, no dejo rastro alguno de su despedida a su querido Jungkook...¿Que tendría en la cabeza? El simplemente había estado considerando los consejos de sus amigos, que el solo marcharse así era suficiente y estaba bien, pero muy profundo en su corazón el se sentía mal, se sentía vació ahora inclusive más que antes, sin embargo el sabía que debía seguir adelante, asistió a clases con normalidad y la situación parecía indicar que todo estaba bien para nuestro querido Kim Taehyung, pero cuando llegaba a casa y se recostaba en su cómoda cama era cuando la 'nostalgia' le envolvía...El no dejaba de pensar en su querido 'sol', constantemente se preguntaba:—"¿Cómo estará?" "¿El realmente se encontrara bien?" Y sin si quiera pensarlo, nuevamente Taehyung volvía a llorar.—Realmente te extraño. Decía entre sollozos.

Los días siguieron pasando con normalidad, la escuela mantenía distraído a Taehyung haciendo que se enfocase en sus estudios más que en cualquier cosa, el se mantenía fuerte pese a los acontecimientos pasados, pero la tranquilidad se esfumo en un instante cuando en un día común de escuela, Kim se encontraba en periodo libre charlando de manera amistosa con sus compañeros de clase hasta que uno de ellos comentó de la repentina salida de su ahora ex-novio Jeon Jungkook de la preparatoria donde ambos estudiaban, algunos comentaron que lo habían visto empacando algunas de sus cosas, inclusive creían que este se había mudado no solo de residencia sino que también de ciudad. Taehyung no pudo ni si quiera mostrar su verdadera expresión ante las suposiciones de sus compañeros, el simplemente se levanto, camino en dirección al baño de la institución y sin más comenzó nuevamente a derramar lagrimas, no le importaba si alguien le veía o le escuchaba el solo quería desahogar toda la tristeza y dolor que había cargado en su pecho por mucho tiempo.

Aunque sea una sola vez, le gustaría poder volver a verlo a los ojos, abrazarlo con fuerza entre sus brazos mientras se acurrucaba en su pecho. Hasta que eso sucediese, se conformaba con solo pensarle diciendo para si:—Hasta pronto, amor mío.

P.S. Muchísimas gracias por tomarte la molestia de leer hasta acá, esto solo fue algo que redacte en base a una situación en particular. Espero que les haya gustado y siento mucho si la redacción o mi orto-grafía son bastante malas, esto fue algo que hice solo por diversión y desahogo ¡Gracias nuevamente! ♡