¿Cómo empezar de cero?
¡Sé que debo hacerlo!
No importa cómo.
No importa si derramare lágrima tras lágrima cada momento sin importar la hora.
No importa si tenga que Amarrarme él corazón y bloquear mis pensamientos.
No importa si cada vez que te recuerde sienta que voy a enloquecer.
Seré fuerte, muy fuerte... Aunque sienta que me ahogue, aunque mis ojos no paren de llorar.
No era necesario que dijeras que esta historia al fin termino.
Ya sabía que esto termino hace mucho.
Debo sacarte de cada pensamiento, sacrificaré lo necesario.
Ya no buscare tu aroma en él viento.
Ocultare todo lo que siento, intentaré vivir, bajo este sufrimiento.
Pero no desmayare se bien que esto es por ti y por mí.
No importa cuánto llore, cada mañana me levantaré sonriendo.
Cada mañana le pediré a Jesús que te cuide y que me cuide.
Tú puedes olvidar mi nombre y mis besos.
Pero en él aire permanecerán mis recuerdos.
No importa como dejare todo lo tuyo atrás y aun así quiero que siempre te vayas bien. Que cumplas tus sueños.
Si quizás todos los días sonría, aunque lo que quiera es huir, aunque de mi piel hacia adentro ni la sangre que corre por mi cuerpo este limpia.
No importa como pero tu serás feliz y yo luchare día a día con todo.