Delatémosnos

Y aceptemos que, aunque podamos desligarnos
Aunque nos despidamos con violencia y nos perdamos para nunca vernos más
Siempre vamos a vivir, a coincidir en un recuerdo
En una cama, en una habitación, en un amanecer

Donde ni el sol nos pudo delatar