He estado demasiado tiempo esperando un mensaje tuyo.
Demasiado tiempo sin asimilar que ya no estás.
Escuchando el teléfono sonar y rezando para que tú estés al otro lado.
Soñando con escuchar tu voz y que me saludes como siempre lo hacías.
Como si entre nosotros nada hubiese cambiado.
He esperado demasiado tiempo.
Rezando por volver atrás.
Viviendo en el pasado.
Pensando que tú y yo tal vez...
Pero tú y yo nada.
Y es que los finales no se pueden vivir así...
No puedes acabar algo con ganas de empezarlo de nuevo.
Si pones punto final toca ser fuerte, superar, dejar esa historia atrás.
No quiere decir que no haya sido una buena historia.
Sólo que tú gran amor vive en el futuro.
Superar sólo quiere decir que lo mejor aún está por llegar..