a todo mujeriego

le llega quien lo

enamora, lo ilusiona,

y lo abandona

ley de la vida