Simplemente te amo. Te amo cuando estás feliz, te amo cuando sonríes, pero también te amo cuando estás triste, cuando te molestas, cuando te enojas por algo tonto. Te amo cuando lloras, te amo cuando te ríes. Te amo sin maquillaje, amo tus ojeras, amo la forma de tus ojos, amo la luz que poseen.

Amo las cicatrices que cargas. Te amo cuando te caes y te vuelves a levantar. Te amo cuando piensas que ya no puedes más. Te amo cuando das lo mejor de ti. Te amo cuando no te quieres levantar. Te amo cuando ya no te puedes levantar.

Te amo para siempre y sin condiciones.

Amo tus errores. Amo todo lo que eres.

Sé que estás roto, pero amo cada pedazo de ti.

El tiempo es solo una ilusión, y también la muerte.