-Play list de las mejores canciones de James Arthur, encabezada por Naked.

O cualquier otro artista que me haga recordar lo mal que pueda estar. Comida salada porque no me gusta el dulce y mis audífonos para sentirme dentro de la historia que me cuenta esa canción, las letras y la manera en que me hace sentir.
No sé porque solemos buscar refugio en algo más triste, cuando nos sentimos mal con nosotros mismos, con la vida y las piezas que la componen.

Creo que nos podemos definir como imanes, cuando estoy feliz solo escucho música que me mantenga bailando en un solo espacio. Pero también somos imanes para la nostalgia, para el caos y más si estamos tristes. Me suelo repetir en mi cabeza cosas que me afectan cuando estoy mal.

Pero ¿Es tan malo?
It’s Ok, not to be OK?

Para muchos el estar bien o mal es simplemente una decisión, pero además de serlo, es también la cosa más normal del mundo, no solo somos buenos, también hay veces que somos malos, ganadores, exitosos, campeones otras solo somos felices, tristes, quebrados, rotos y al final del día eso, eso es lo único que nos mantiene despiertos.
El constante cambio de estado, nos mantiene vivos y capaces de definir como poder estar mejor.
El sentirse mal por algo que nos pasé no quiere decir que estamos haciendo las cosas mal, simplemente significa que somos humanos y también sufrimos, lloramos y nos partimos en partes. Así que sí, me permito serlo, me permito ser infeliz una que otra vez, solo para valorar más esos minutos, segundos, horas en donde vuelvo a ser feliz.
Recordando que si en un momento somos felices y nos sentimos amados, en otros simplemente no y hay que saber vivir con ello, para luego saber salir adelante.

Solo seguir.

-Está bien no estar bien.

A veces.

~A