La vida consta de tres pasos, o al menos así siempre me han hecho creer:
-Nacemos
-Vivimos
-Morimos

La ultima es sencilla, ya que es visto y no visto, pero la vida también. No soy filosofa ni mucho menos, solo publico una idea propia, y equivocada en ocasiones sobre la vida.
Este articulo no fue planificado, ni mucho menos, sino lo hago tras el curso de las palabras que fluyen en mi cabeza.

El nacimiento es una bonita estampa, todo son alegrías y llantos de lo mismo, pero nunca nos planteamos qué hará o qué le pasará a ese nuevo ser en su vida.
Y entonces transcurre el segundo paso.

Nuestra vida la vivimos como mejor nos parezca, pero siempre con unos valores inculcados desde que llegamos a este mundo. Solemos pensar en grandes cosas, grandes sueños que deseamos con anhelo cumplir, pero solo aquellos afortunados las cumplen, o simplemente aquel que lucha por lo que realmente quiere.
Algunos optan por vivir una vida tranquila, sin altibajos, y otros viven una vida llena de retos, peligros, y enseñanzas para no tropezar la misma piedra, y esa es la vida que hoy en día reluce por sí sola.
La gente descubre sus facetas, sus gustos, bien sea por la cultura, religión, arte, música... (pero con cultura nos referimos a todo, desde luego).
A la gente se suele despreciar por sus apariencias y gustos, o forma de vida, y ese desprecio lo disponen esas personas sedentarias, y conformistas. Que piensan que lo ajeno es peor a lo suyo, a su vida relajada, sin saber todo lo que se pierden de la VIDA, criticando o haciendo una rutina 24/7.

Yo, desde mi punto de vista personal, me considero una persona de los dos bandos, ya que agrada la soledad, el disfrute propio constante, pero también me gusta aprender, viajar, disfrutar cosas buenas, o simplemente hacerme oír, y hacer ver a la gente que no todo es igual para todos, que cada persona es mundo que vive en comunidad en este mundo, el cual compartimos.

Y llegando así para concluir ese inciso tan extraño, que redacto.

El ultimo paso, y el más doloroso por muchos:
la muerte.
Suena como oscuro, tenebroso, algo imposible, pero tan real día a día. Es uno de los pasos más delicados de todos, desde luego, pero para algunos es el más esperanzador, ya que las malas, o buenas lenguas dicen que nunca mueres, o que vas a otro mundo mejor tras el sufrimiento de la vida, o simplemente se apaga tu luz, esa luz que da vida al mundo, y que hace ser fuerte y feliz a otras luces del mundo.

Un saludo Gia. X