Cuando lo ves con otra.
Sabes lo que es el amor cuando no quieres volver a hacerlo.
Cuando tienes miedo de que te vuelvan a romper en pedazos tan pequeños que con el suspiro de un sollozo desaparezcas.
Que cuando los recuerdos salgan volando por tu mente, generando imágenes vividas de momentos que no volverán, Se te rompa el alma.
Con un paseo a la plaza, una gran foto, un abrazo al atardecer, una carrera por la noche, una hermosa mañana. Un gran milagro.
Un beso, un “hola” y un “adiós”.
No quieres que nadie vuelva a provocar tanto dolor en ti como cuando te diste cuenta que el tiempo ya había pasado, cuando te diste cuenta que esa persona ya estaba muy lejos de ti.
Y tú seguías ahí. Llorando.
Hasta que un día, navegando por una sección de la vida le encuentras de nuevo, más sonriente, más vivido, con los ojos llenos de estrellas…con alguien más.
Y te das cuenta que nunca antes habías sido tan feliz. Amar es saber que nunca se deja de querer del todo a alguien, amar es un cariño tan puro que deja espacio a la aceptación y la felicidad.
Te sientes libre de nuevo.
Yo por menos puedo recordar una ocasión. Hablándole a la luna llena le roge una única cosa.
Que el fuera feliz con alguien que le amara.
Hoy sé que los deseos si se cumplen.
Hoy quiero avanzar, y ser capaz de amar y ser amada una vez mas.