En verdad creí que eras distinto al resto, me parecías tremendamente interesante pero lo arruinaste.
Yo estaba totalmente entregada, me arriesgué y di todo lo mejor de mí. Creí realmente que iba a funcionar.
Pero me demostraste lo contrario,

Con esas manos tan cálidas por momentos y tan frías y distantes por otros. Esos labios tan suaves cuando me besabas pero tan cerrados cuando me ignorabas. Esa ternura y atención que se desvanecía, dejando ver cada vez más una gran indiferencia.
Miles de veces creí que "no era lo suficientemente mujer para vos". Sonaba horrible repetir esas palabras en mi cabeza pero cada vez que te veía intentaba gustarte, me esforzaba. Aquel esfuerzo fue totalmente en vano y ahora lo entiendo todo:

No fui lo suficientemente mujer cuando creí que no lo era. Siempre lo fui, excepto en esos momentos en que creía que debía gustarte y me perdía a mí misma. Ahora entiendo que quién nunca fue lo suficientemente hombre para mí fuiste vos. Que con esa arma de doble filo que lucía como una pluma y luego terminaba resultando en una afilada espada, me desvalorizaste. Creíste que siempre iba a estar a tus pies pero te equivocaste. Ahora entiendo cuánto valgo y entiendo también lo poco que valgo para vos.

Desearía quedarme porque sé lo dulce que podes ser a veces pero también sé lo efímera que aquella dulzura es. Desaparece en cuestión de segundos y tu frialdad duele como un puñal. No me merezco estar con alguien que me quiera de a ratos, yo quiero a alquien que me quiera bien, que me cuide y me valore.

Y creeme, odio decir esto pero, no eras diferente al resto como yo te creía. Te idealicé y me perdí pero ahora que me recuperé, te voy a soltar, y me vas a soltar porque ya no voy a caer en tu juego vicioso. Ahora me voy a respetar.

💔 más poesía en mi wattpad: @arroz-con-leche