El día de ayer 25 de Marzo del 2018, junto con mis amigos emprendimos una aventura más, pero esta vez fue diferente y creo que muchísimo más especial.
Nos dimos a la tarea de conocer personalmente el museo de nuestra ciudad al que apodan "Musas", ya que ninguno de nosotros tenía la dicha de conocerlo (salvo Sara y Karina) Viajamos al rededor de una hora en camión para llegar a nuestro destino, y listos comenzamos nuestro viaje a las diversas salas disponibles del establecimiento.
Me sorprende y llena de gozo ver las piezas que con tanto esmero se hicieron, sean esculturas, fotografías o pinturas, es gratificante poder verlas tan de cerca y apreciar cada minúsculo detalle de la misma, a su vez conocer un poco más allá de lo que simboliza.
Fue realmente un día especial, y fue asombroso poder conocer más, apreciar más, y llenarme de muchos más conocimientos o más bien, vibras artísticas.