Si te digo ven... ¿vendrías? No te hablo de que vengas, solo te pregunto si lo harías. Si serías capaz de actuar por corazonadas. Dejarte abrazar por la locura y apretar la cabeza contra su pecho, sabiendo que no encontrarías razones cuando tuvieras que explicarlo. Querer, pese a saber que estás arriesgando en apuesta perdedora. Saltar, aunque el deseo esté muy lejos, y todo indique que te vas a hacer polvo contra el suelo. Amar, pese a la devaluación que ha sufrido esta palabra con "te quieros" de dos ratos, y con la única garantía que te pueda dar un "confía en mí" pronunciado por mis labios.
Sólo quiero saber si estarías dispuesto a todo, por conseguir un seguramente nada a mi lado.Sólo porque piensas que puedo ser yo el acierto que no encuentras entre tantos errores. ¿Vendrías?