Es como una nube negra que siempre te persigue.

Crees que todo te esta yendo bien, entonces ella te acecha
y te recuerda todo lo mal que has hecho.

Siempre esta ahí para debilitarte, recordarte tus debilidades.

Te consume, te mastica, te deja vació.