Volvió a aparecer.

Tengo mucha ansiedad al punto que creo que me esta matando.
Estoy tecleando rápido, la respiración se me entrecorta, incluso creo que no estoy respirando.

Estoy teniendo pensamientos impuros ahora, y no hablo de sexo. Hablo de lo que quiero hacer con mi cuerpo y con mi vida.

estoy desesperada, en serio muy desesperada.

Quiero que se vaya, no quiero más ansiedad ni depresión, no quiero quedarme sola ni dejar a los que amo solos.

Pero ya no puedo, estoy aguantando lo más que puedo, pero ella me atosiga y me deja sin aliento y se lleva mis ganas de vivir.
No quiero pensar en pastillas, ni el agua, ni el gas, ni la sangre, no quiero que mi vida se acabe aquí.

No quiero abandonarme y dejarme ir, no quiero hacerlo, no quiero, no quiero, no quiero.

Tengo remordimiento ahora, que me veo las muñeca izquierda embadurnada de sangre y las pastillas regadas sobre el suelo.

El agua del lavabo suena, y no se si me tranquiliza o me desespera aún más pero estoy temblando, estoy temblando mucho y tengo muchas ganas de irme, irme lejos, sola, y que nadie sepa de mi.

Quiero aligerar el peso de los hombros de mis familiares, no quiero que se decepcionen más, no quiero que me tomen como la poca cosa pero es que hay algo dentro de mi cabeza que lo haga, que me vaya, que no vuelva.

Pero entonces pienso en quien soy cuando la ansiedad no está, soy feliz, me rió y gozo, y disfruto hasta el más mínimo respiro, y me extraño, extraño ser quien soy cuando la ansiedad no está.

Creo que necesito ayuda, o no viviré más de un año

— La incontrolablemente ansiosa Meazyღ