Ya han pasados varias semanas desde que te fuiste y todavía no encuentro la manera de olvidarte. Me parece complicado pensar en como borrar todo lo bueno y malo de ti.
Mis amigos preguntan ¿Cómo es que nos dejamos de hablar? y sinceramente ni yo lo se.
Me hubiera gustado que al menos la ultima semana de antes que te fueras, hubiéramos platicado mas, convivido igual como antes. Te pido perdón por si alguna vez te trate o juzgue mal pero nunca fue con mi intención, se que a lo mejor esto fue la razón de separarnos y quisiera haber cambiado eso.
Ahora yo se que tu ya ni te acuerdas de mi, me han dicho que te va muy bien alla y me alegro. Se que haya podras mejorar tu vida o al menos cambiar tu rutina ordinaria. La dificultad es que yo no logro sacarte de mi mente. Todo me recuerda a ti, cosas tan pequeñas hacen que yo me ponga mal. Nadie me había hecho sentir esta sensación, aunque parezca muy tonto, es la verdad.
Es muy difícil dejar de amar cada cosa de ti aun siendo cosas malas.
Te extraño... será difícil evitar esa sensación, solo le pido que esto pase pronto, si no, no se que hare.