Cerraste los ojos entregándote por completo

Tu corazón inocente se guío por su cuenta

Y como un tonto decidiste seguirlo

detrás de un amor imposible

Pero aún cuando sabías que se había acabado seguirse soñando

Y uno al otro se hicieron pedazos

Solo existe un corazón

Y el tuyo quedó partido en dos

gracias por leerme
Eliuryas