El grito es el título de cuatro cuadros del noruego Edvard Munch que a parte de ser una pintura de colores cálidos esconde una historia que aún no termina de ser del todo verídica.

¿Qué representa este cuadro? ¿Qué es lo que está haciendo la figura? ¿Grita o escucha un alarido? Éstas son sólo algunas de las preguntas que rondan la obra maestra de Edvard Munch. Algunos indican que se debe encontrar el origen en la vida del mismo autor, hijo de un padre muy severo y cuya infancia fue marcada por las ideas religiosas de éste, además de la muerte de su madre y una hermana con trastorno bipolar que murió cuando Munch tenía 15 años.

Sin embargo el propio Munch detalla su inspiración en un diario escrito en 1892: “Paseaba por un sendero con dos amigos – el sol se puso – de repente el cielo se tiñó de rojo sangre, me detuve y me apoyé en una valla muerto de cansancio – sangre y lenguas de fuego acechaban sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad – mis amigos continuaron y yo me quedé quieto, temblando de ansiedad, sentí un grito infinito que atravesaba la naturaleza.”

Los expertos indican que ese lugar es un mirador donde se podía observar el paisaje de Kristiania, Oslo, desde la colina de Ekeberg. En ese sitio habrían ocurrido numerosos suicidios, y se podían escuchar los bramidos de un matadero cercano, así como también los alaridos de pacientes de un manicomio, donde su hermana fue internada.

Pareciera que fuera ese oscuro atardecer y los conflictos vividos lo que atormentaba a Munch, contribuyendo a aquel grito mudo encerrado en el lienzo. No obstante, existe otro debate: las manos de la figura parecen estar cubriendo las orejas, protegiéndolas de un grito. Pero también podría estar asiéndose la cabeza, gesto clásico de un grito.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Este es mi primer artículo así que no soy muy experta en esto pero espero que les haya gustado mi primer tema. Habían ya escuchado sobre este misterio?Qué les pareció?
Déjenme sus reacciones por favor y díganme siles gustaría que hiciera otro.
Chao, los quiere: Saturno