Brindo por ti,
Y por todo lo que me hiciste sentir,
Pues ahora tengo una perspectiva diferente
De cómo puede llegar a ser la gente.

Si tonta fui,
Al pensar que después de ti, ya no habría nadie más
Porque cegada llegue a estar, destruiste mi vida
Como una tremenda tempestad.

Veía mis silencios,
Escuchaba mis pensamientos,
Que me hacían sufrir
Y me gritaban dejarte ir

Y fue entonces
Que me di cuenta,
Que esto que sentía,
Simplemente me consumía.

Que no valía la pena
Gastar mi tiempo
En gente que no llena
Y que al contrario, solo hace daño.

Que es mejor olvidar,
Para no tener que lamentar,
Que es mejor sonreír
Y ocultar que alguna vez sufrí.

Que es mejor observar
Que es mejor gustar
Que es mejor querer
Pero mucho mejor es amar.

Que amar es a mar,
Es decir, en gran cantidad.
Y contra el viento y la marea
El mar como amar, siempre existirá.
Que todo es mejor
De lo que yo pudiera imaginar,
Pues encerrada estaba en mis vagos pensamientos
No me dejaban respirar.

Ahora abro mis ojos
Que miraban antes un triste entorno
Veo con más claridad
Como es la gente en realidad

Ahora abro mi corazón
Que sintió de todo menos amor,
Que aprendió con dolor
A dejar ir a quien nunca quiso venir.

Pues ahora soy libre,
Y más bien siempre lo fui,
Pero al ser aprensada por mi mente,
Me hizo creer que era diferente.

¡Brindo por ti!
Y brindo con amor,
Para que seas feliz,
Para que nunca llegues a sufrir.

Porque hoy no guardo rencor,
Todo lo que busco es amor,
Ya deje el pasado atrás,
No me queda más que volver a empezar.

Empezar con el pie derecho
Empezar como debí haberlo hecho.
Con mi mirada viendo al frente,
Siempre atenta, siempre presente, siempre valiente.

¡Porque cuanto camino no me queda por andar!
¡Y cuantas lagrimas no tendré que derramar!,
¡Y cuanto no me queda por lamentar!,
Pero eso es algo que no se puede evitar.

Viviré como nunca lo hice antes,
Y amare con cada latido de mi corazón,
Disfrutare cada segundo,
Cada minuto que me regale este mundo.

Porque finalmente soy yo y solo yo
No hay nadie más que yo
Esta vez va por mí y solo por mí
Por qué ahora me quiero más a mí.

Porque al final, ya no estás tú,
Y no está nadie más,
Solo estoy yo
Y mis ganas de reír y soñar y amar.

PGL.