Todo empezó desde que entré a la preparatoria... era septiembre, y recuerdo que ese día estaba aburrida comiendo cereal; una solicitud de amistad apareció en mi panel y la confirmé como cualquier otra... a los pocos minutos recibí un mensaje de esa persona y lo primero que se me vino a la mente fue "algo quiere". Decidí dar una oportunidad y sin saber cómo sucedió, me cayó super bien, en ese momento dije "Yei! tengo una amiga nueva", y así pasaron los días hasta que las cosas comenzaron a cambiar.
Ese sentimiento de amistad desapareció y se reemplazó por "Amor", sí, ese sentimiento que te vuelve melosa y cariñosa. Los te quiero ya no eran suficientes y ahora eran necesarios los "Me encantas" los "me gusta". Y así fue.
Ambas nos dijimos que nos gustábamos y comenzamos una etapa cursi, tan llena de mensajes empalagosos como la miel.
Pero luego de varias situaciones perdimos el interés y ahora eramos completas desconocidas que intentaron y consiguieron olvidarse.
Desde ese momento ya no he tenido a alguien con quien me haya relacionado sentimentalmente... pero hay una chica super preciosa llamando a mis emociones a perderse locamente en su personalidad, en su armonía, en su anatomía y en todo lo que venga de ella. Ella es mayor que yo, pero me trae como estúpida. A veces quisiera decirle lo hermoso que le hace sentir a mi corazón cuando me habla, cuando se ríe, quisiera decirle palabras endulzantes y fieles a su oído mientras tomo su mano y lo mucho que me encanta...

Pero es heterosexual...