Me despierto todos los días pensando que no es el último, que tengo muchos años más por vivir, pero algo dentro de mí sabe que es mentira, algo dentro de mi ser sabe que más pronto que tarde estaré en (si no es en mi lecho de muerte) una cama moribunda. No lo digo de manera suicida, lo digo porque mi cuerpo, poco a poco, se desvanece. Las actividades se vuelven muy cansadas. Despertarme es difícil. Ya no recuerdo cómo es estar sana.

Envidio.

Cuando veo a alguien realmente hermoso y sano de cuerpo, me da mucha envidia. Yo, por otra parte, me lesiono constantemente, tomo medicina como de costumbre y mi estado mental me deteriora. Mi bipolaridad me dificulta todo.

Me pierdo.

Mi mente se siente ahogada, la tarea de recordar es un poco difícil ahora, no es por despistada, es porque simplemente esa tarea, para mi cerebro, es como subir el Everest.

¿Para qué estoy viva entonces?

Esa es la pregunta que me hago día a día, no siento haber "tocado" la vida de alguien aún. De hecho, siento que solo he jodido. No he dejado enseñanza alguna o sentimiento realmente de memoria. Siento que tan solo muera nadie me recordará, con suerte mi familia me recordaría. Pero...

¡Qué va!

Si soy alguien que ha atraído más penas que alegrías. Mas decepciones que logros. ¿Cómo me van a recordar entonces...?

Así me siento...
... Últimamente