Vivir en una relación tóxica, consiste en vivir con miedo. Vivir en una relación tóxica, consiste en vivir con dependencia. Vivir creyendo que mañana será un día mejor, o que va a cambiar, pero mi niña, él no va a cambiar, y jamás lo hará, tal vez mañana esté diferente, pero después de mañana, todo volverá a ser igual. Si te ama no te va a tratar mal. Si te ama no te va a menospreciar. Y sí te ama, él no creerá que esto es normal. Si te ama te va a respetar. Si te ama te va a cuidar. Un día vas a despertar mi niña y te darás cuenta de todo el mal que te ha provocado. Un día despertarás y lo vas a dejar. Espero que un día despiertes y estés feliz. Te aseguro que todavía hay una salida, sólo debes ser fuerte, te prometo que él no lo es todo, hay alguien mejor, ese alguien eres tu. Vales mucho, sólo debes darte una oportunidad, o un día, ya no vas a despertar. Un día se habrá acabado todo para ti. No habrá salida. Estarás en un lugar oscuro, y frío, del que ya nadie puede salir. No esperes algo verdaderamente malo te pase. Si te pega, no te ama. Si te controla, no te ama. Si te engaña, no te ama. Y si te dice que no vales nada, que sin él no vas a vivir, y que después de el ya nadie te va a querer, no te ama. Date la oportunidad de estar bien contigo, tu eres quien lo vale, eres perfecta. No sacrifiques tu libertad por un pendejo que no vale todo lo que tu vales.