El momento Pizza (motivación para bajar de peso)
Soy una persona común y corriente, no tengo un cuerpo perfecto, (como la mayor parte de las personas en el mundo) pero, como la mayor parte de las personas quiero tener una mejor condición física y de salud.
Y eso implica bajar de peso.
La cosa importante es ese momento de impulso que se necesita para tomar cartas en el asunto y la cuerda de la motivación que te aferra a la decisión que tomaste. A eso yo le llamo “EL MOMENTO PIZZA” ¿por qué el momento pizza?
Bien les he de contar la historia de Aldo (un amigo ex gordo)
Aldo era el típico gordito simpático, un chico cool que tenía muchos amigos pero, que sin lugar a dudas estaba muy pasado de peso, parecía un gigante, nunca dio la impresión de importarle su condición física ni su apariencia.
Hasta el gran momento pizza, donde me entere que él estaba empezando una nueva vida basada en “La victoria privada” donde su victoria seria bajar de peso.
Todo sucedió el día que Warner, un compañero de la escuela nos llevó a buscar a su ex Tris quien se encontraba en una plaza en la sección de comida rápida. En el grupito nos encontrábamos, Tello, Jesús, Warner, Aldo y yo.
En esa plaza venden toda una variedad de comida grasosa y pocas veces saludable
Hamburguesas
Pollo frito
Comida china
Comida japonesa
Donas, waffles crepas. Etc.
Y por supuesto PIZZA.
Después de una pausa para ir al baño y dejar a Warner con Tris, Aldo desapareció de la mesa en la que nos encontrábamos, cuando regreso traía consigo una caja de Pizza con 4 rebanadas.
Recuerdo perfectamente que dijo “Para ustedes chicos, mis grandes amigos.”
Todos tomamos una rebanada, menos Aldo. No entendí claramente hasta el momento que nuestros amigos empezaron a joderlo, poniendo la rebana cerca de su rostro e insistiendo en que “Probara un poco”. Aldo se negó, pero yo me di cuenta de lo que le jodio no comer esa rebanada o darle un simple mordisco.
Ese día entendí a importancia de la determinación. Hoy en día Aldo ha bajado bastante de peso, tanto que muchas chicas lo consideran un chico “ardiente”. Muchos otros se sientes orgullosos de que a hora que adelgazo “Ya gano su lucha”.
yo no.
Yo sé que ese día meses atrás cuando se reusó a comer esa rebanada que tanto deseaba fue su verdadera victoria. Su triunfo fue contra sí mismo en el momento que tomo la decisión de seguir adelante y aferrarse a su meta.
Todos necesitamos “un momento pizza” no solo para bajar de peso, también para la escuela, los amigos, el trabajo y todo lo que nos propongamos.