A un centímetro y a miles de kilómetros, juntos y separados, tan lejos y tan cerca.
El mundo tal lo conocimos en nuestra niñez quedo muy lejos a miles de kilómetros y años de distancia. Hace 20 años creíamos que el mundo iba camino a la destrucción pero lo veíamos como algo lejano, tan convencidos estábamos que no vimos que en realidad la destrucción estaba muy cerca. Veíamos cine catástrofe sintiendo que era algo lejano que nunca llegaría y estaba tan cerca. Hoy vivimos en un mundo de destrucción, de desastres climáticos, de sequias y hambruna, de falta de agua y alimentos. Las guerras ya no son solamente entre países sino entre incluidos y excluidos y creemos que el cambio, la paz y la salvación del mundo están lejos.