Cuando estaba morra yo era de esas que a huevo querían caerle bien a todo mundo, que se esforzaba un chingo por que cada persona tuviera una buena imagen de ella, y apenas ahora, muchos años después me doy cuenta que no ... las cosas no son así. Tuve amigas, que me bajaron el novio, me mintieron, me usaron para que sus mamás les dieran permiso para salir, para salir con weyes y para que weyes les pagaran la peda, y yo las perdonaba (bien pendeja) por que sentía que en el fondo si me querían, que no se daban cuenta, pero la que no se daba cuenta, era yo.
Me daba miedo yo, estar a gusto conmigo misma, me daba miedo decir las groserías que yo quería, decir lo que yo sentía, me daba miedo vestirme de tal o cual manera, me daba miedo ofender a alguien con mi presencia.
En el camino, perdí gente (obviamente) pues no es fácil complacer a tanta gente y aparte estar a gusto tú, normalmente una de las dos partes se queda insatisfecha y normalmente esa parte es la que se sacrifica. No voy a mentir y decir que estuvo muy fácil y shalala, no, fue difícil, pero sí se puede. Se puede mandar todo al carajo y estar en paz contigo misma. A veces se necesita que una que otra culera te quite lo que más quieres para que puedas empezar a quererte tu solita, que un cabrón te rompa el corazón para que aprendas lo que vales, que alguien te apague todas las luces y no tengas más que prender tu magia. Ojala me equivoque, ojala no todas las morras tengan que pasar por esto, ojala tu estés clara de quién eres y para donde vas y así puedas ayudar a las demás, ojala nunca te falte nada y puedas dormir tranquila todas las noches y al verte frente al espejo estés orgullosa de lo que ves, ojala que te veas y te digas a ti misma que estás hermosa y ojala te lo creas.
Pasaron muchos años y muchas personas en mi vida para que pudiera estar tranquila, supongo que yo también fui la bitch en la historia de alguien, no somos santos ni diablos, solo seres humanos que buscan su camino en esta tierra. Por eso, les digo de todo corazón que dejemos de estar buscando la aprobación del mundo, tus papás no pueden decidir por ti, pero claro que quieren lo mejor para ti, eres su nena, tus amigas hoy están, mañana quien sabe, tu novio, tu amigo, tu perro... todo es pasajero, menos tú.
Lo que hacemos en la vida, repercute en la eternidad, choose wisely.
FB https://www.facebook.com/mermaidsandcigaretes/