Cuando conoces a alguien que solo fue por casualidad, o el destino, o solo así debería de ser, después de convivir un poco, pasa mas tiempo y conviven demasiado, hasta llegar al punto en que uno ya no puede vivir sin el otro, después vienen los celos, las peleas por cosas estúpidas, se van separando poco a poco sin saberlo, hasta que un día te das cuenta de que eso hermoso que tenían, ya no esta, luego te pones a pensar ¿Que hice mal?, Si yo lo di todo.. Te empiezan a llegar los recuerdos, las veces en que se miraban a los ojos, los abrazos en el frió, las promesas, las risas, las veces que te salvo, y te das cuenta que nada de eso regresara, que ya lo tienes que superar, que ya todo a terminado.
Es ahí que tienes que saber que la vida es una, que no tienes que estar pensando en el pasado, y si tu fallaste, esta bien !!, eres un ser humano, solo debes de desear lo mejor siempre, y que fue bello mientras duro, y dar gracias por la lección aprendida, que no te tienes que rebajar a que te den migajas, y que algo mejor siempre esta por venir.
Que si tienen que estar juntos la vida te lo hará saber...