Estoy pasando por una etapa de cambios drásticos en mi vida.
Nunca me han gustado los cambios, incluso puedo decir que después de la soledad, es mi miedo mas grande... La pregunta es ¿por qué?

Creo que cuanto más miedo le tienes a una cosa, Dios más te la pone para que la enfrentes y la superes.. Y supongo que por eso, en el transcurso de toda mi vida me he visto rodeada de cambios que no me gustan, pero todos tienen algo en común y es que al final soy feliz de que esos cambios se hayan hecho, porque si no fueran por esos cambios..No seria lo que soy hoy en día.

Estoy por enfrentar uno de los cambios más grandes de toda mi vida y la verdad, estoy aterrada, no se si reír o llorar, porque sé que este cambio me traerá cosas muy grandes para mi vida, pero dejo atrás muchas cosas a las que estoy acostumbrada y las cuales me cuesta soltar.. Cambiar tu estilo de vida, tu ambiente, tu entorno, tu lugar, el lugar donde creciste, el lugar que llamas hogar, me aterra y me duele dejar todo esto...
Mi miedo a los cambios es más que todo, miedo a que las cosas no salgan bien, miedo a no adaptarme, miedo a fracasar.. Pero algo que estos días he estado meditando y reflexionando es que si no me arriesgo, no voy a aprender nunca, no voy a crecer como persona... Si me quedo estancada en mi zona de confort, no iré a ninguna parte y estaré estancada toda mi vida viendo como otras personas vuelan alto mientras yo solo las miro desde abajo...
Dios tiene planes grandes para mi familia y para mi, si el esta permitiendo que todo esto pase es porque es bueno, porque va traer bendiciones a mi vida y porque tiene un plan con todo esto.. voy a extrañar muchas cosas, pero, necesito dejarlas ir para crecer, para entender más las cosas y aprender.. Las cosas que dejo ir.. las guardaré en mi corazón por siempre y seguirán siendo parte de mi, pero, a veces es necesario soltar lo que no me permite volar alto..
A pesar que me vaya lejos, nunca olvidaré de donde vengo y voy a mostrar con honor lo que soy, cada persona quedará en mi corazón para siempre y cada pequeño detalle de lo que llamo mi hogar quedara por siempre en mi memoria.
No es un adiós.. es un hasta pronto! Porque no pienso irme y no volver jamás.. me iré,pero volveré, porque al fin y al cabo.. de aquí soy.. aquí pertenezco y aun que este lejos siempre siempre, sera mi hogar.