Si sientes que ya no puedes, no te rindas sigue adelante con la frente en alto, sin mirar atrás, por que tienes metas, propósitos, y sueños que tienes que cumplir, nunca digas no puedo ya que nos bloqueamos a nosotros mismos porque todos podemos lograr lo que queremos si seguimos adelante. Recuerda que tienes que conquistar esas metas. Se feliz y siempre con una mente positiva.