En mi país, la mayoría de estudiantes nos encontramos disfrutando de unas geniales vacaciones de verano; sin embargo, es normal que incluso en estas épocas hayan personas que aún siguen estudiando o estén buscando métodos de estudios para empezar un buen inicio de clases, el cual llegará en un abrir y cerrar de ojos.
No soy una persona que le funcionan los métodos convencionales. Como mencioné en el artículo de ayer, el cual dejaré el link debajo para que vayan a leerlo, soy una persona muy distraída.

Tengo voluntad y momentos de inspiración que me duran menos que mis ganas de hacer dieta (por cierto, se viene muy pronto un artículo con una recetas que están para chuparse los dedos).

Es por eso, y porque probablemente muchos de ustedes también tienen que lidiar con aquel problema, que decidí compartirles mis secretos para ser más productivos.

Así que, oficialmente se acaba de abrir la nueva sección #SobreviendoAClases.

1) Enumera

Siempre nos hacemos un universo en nuestra mente pensando en todo lo que tenemos que hacer y al final terminamos haciendo... nada.

Para este primer consejo, les recomiendo que enumeren sus prioridades. Seamos sinceros, no todo lo que tenemos que hacer es para el día siguiente, jerarquicen.

Haz una lista. La esquematización depende de ti y para esto primero tienes que analizar desde lo más importante, es decir, que demande tiempo, que la fecha de entrega sea próxima, hasta lo que, aunque no sea menos importante, puedes hacer de manera rápida y la fecha de entrega aún te de tiempo.

Entonces, luego de pensar un momento, toma asiento y en tu agenda, o en una hoja, enumera los trabajos/tareas que sabes que te tomaran tiempo y los que puedes hacer en unas horas.
Luego, coloca las fechas en cada uno.
Esta visión general te permitirá elegir uno por uno y no te estresarás al no saber qué hacer.

Ya sabes, buscando soluciones efectivas, todo puede lograrse a tiempo.

study, studying, and book image

2) Sé consciente de tus distracciones.

Es importante conocernos y saber cuales son las razones por las que solemos procrastinar. En el artículo de ayer les conté que soy adicta a los videos de YouTube. Les dejo el link del artículo aquí abajo.

Para aquel problema creé mi método 50/video el cual está detallado en aquel artículo. Sin embargo, y porque no todos somos iguales quiero compartirles distintas maneras de combatir tus distracciones.

No comiences tus deberes si sabes que hay algo que te falta hacer (me refiero a algo que no tenga que ver con la escuela/universidad)
Siempre decimos "estudio y luego lo hago".

¡NO! aunque no lo creas, no podrás estar tranquilo y no estudiarás como debes.

No comas mientras estudias. Este consejo va para quienes creen que por no perder el tiempo deben comer y estudiar al mismo tiempo.
Esto está completamente mal. ¡No te concentrarás¡ Y lo peor es que, por no prestar atención a una sola actividad, cuando termines de comer no te sentirás del todo satisfecho. Lo cual hará que, aunque ya hayas comido, en unos minutos más sientas la necesidad de más hambre y eso conlleva a pararte por algo más de comer, y créeme, ahí sí que perderás tiempo.
Cuando sea la hora de almorzar, deja un momento de lado tus deberes y come tranquilo.

beauty, hair, and breakfast image

¿Qué dices? Intenta conocer lo que hace que no puedes tener un control de tus tiempos y ataca como puedas. Recuerda que no todos somos iguales pero siempre podemos ser mejores cada día.

3) No te sobre esfuerces.

¿Café para amanecernos? No. Nuestra mente jamás trabajará de la misma manera si la explotamos.

Muchas veces, y me incluyo, cometemos el error de querer estar despiertos todo lo que podamos hasta que nuestros ojos ya no puedan más. ¡ERROR A LA VISTA!

No está bien querer alterar nuestro reloj biológico. No rendiremos de forma productiva durante el día.

¿Sabían que tomar café no hace que no sintamos sueño? Tan solo no deja que tu cuerpo duerma bien, pero créeme, el sueño sigue dentro de nosotros. Además, el excesivo consumo de café puede dañar a nuestro corazón por las altas cantidades de cafeínas que decidimos ingerir.

Duerme. Quizás no ocho horas porque enserio es un examen importante, pero en lo personal, con siete horas pienso que puedes lograr grandes resultados.

De la misma manera, no te exijas a querer leer aparatos electrónicos a altas horas de la madrugada, recuerda lo sensible que pueden llegar a ser nuestros ojos y el daño que puedes causarle.

study, school, and book image

4) Aprende conceptos.

Pienso hacer más artículos de #SobreviviendoAClases con este tipo de consejos, pero aquí les va uno.

Tanto en la escuela como en la universidad debemos aprender ciertos conceptos, ya sean palabras, fechas, etc.

Lo que yo hago en casos como esos es escribir el concepto en post-it y colocarlos en diferente lugares de mi casa. En mi espejo, mi pared, en el baño, la cocina y demás.

Suena tonto, pero me funciona, ya que siempre estoy mirando y por ende, repasando. Sé que dio resultado cuando no necesito mirar el post-it para saber lo que hay escrito.

Este consejo aplica para lo que sea y pueden moldearlo a la necesidad que tengan. De la misma manera, hacer fichas y siempre tenerla a donde vayan resulta útil.

Estén atentos porque consejos como estos se vienen muy pronto.

books, desk, and dreams image

¿Qué les pareció? ¿Los usarán?

Dale un bonito corazón si alguno de estos consejos ha llamado tu atención. De esta manera sabré que artículos como estos les encanta.

Nos vemos prontito con más consejos o temas que, si ustedes quieren, podemos discutir.

Un beso enorme.
Danuska V.