Ante la necesidad, siempre hay un pensamiento, o varios.
Es el segundo viaje lejos de casa,
cosas nuevas, lugares nuevos.

Kilómetros recorridos a ruedas, con diferentes paisajes
de ciudad a campo y así mismo a la nada
de luces a oscuridad plena, cielos estrellados salidos de películas
o cielos con un celeste brillante y nubes parecidas a una pintura de museo.

Colores verdes, marrones, azules, tonos diferentes
con contemplación plena y apagada a lo habitual
Me gusta el hecho de pensar con libertad
sin la presión de cuando uno esta en casa.

Sentir y extrañar, cada paso, cada mirada
Querer por demás y darte cuenta.

Aunque sentarme a escribir es algo que a veces puede funcionar
pensarlo y sentirlo en el momento es mucho mejor
Preguntas que se transforman en más preguntas
deseos que nacen y ganas que se cumplen
Sentarte en una piedra con vista al lago,sin decir nada,
y observar lo que te rodea, aunque sea por unos minutos
Agua, árboles, montañas, sin necesidad alguna de explicar.
Son cosas que me llenan.