Morí.
En sus palabras, en sus manías
Morí, en sus poesías
Morí en perseguir su sombra
y en sentir su luz
que aparto mis dudas.

Yo morí el día que lo conocí
y volví a nacer el mismo día.