¿Qué es lo que hay que hacer cuando una persona se miente a sí misma e inconscientemente lo sabe pero no puede admitir que lo sabe en voz alta, porque sabe que sin esa mentira, tal vez, todo lo que esconde podría desbordarse?

Si se lo preguntaran a la Jessica del pasado, probablemente diría algo como: Las mentiras son como un analgésico, alivian tu dolor durante un tiempo, pero tarde o temprano dejan de surtir efecto; la verdad siempre saldrá a la luz, siempre herirá, pero al fin y al cabo es lo más sano que hay.

¿Y qué diría la Jessica actual?

No sé.

Sí, solo eso. No sé. Con una sonrisa al final.

____________
Hace dos años una parte de Jessica murió cuando su mejor amiga lo hizo. Es imposible olvidar cuánto ésta persona la marcó, u olvidar las preguntas que yacen en el aire esperando por respuestas que tal vez jamás llegarán.
Por el bien de su destrozada familia Jessica es enviada a vivir con su hermano mayor a Nueva York, viéndose obligada a seguir con su vida adelante, escondiendo secretos que tal vez no pueda seguir manteniendo ocultos por mucho más tiempo. ¿La razón? Quien sabe, el tiempo, sus heridas, o tal vez...Blake.

____________

Digamos que este es el prologo de una historia a la que estuve dedicándole muchas horas, la trama parecerá de misterio o muy seria pero es una historia juvenil sobre romance, amistad y superación. Intento expresarme en esta obra sobre cosas que viví y también idealicé algunas cosas, acciones que esperaba ver y otras que me dejaron desilusionada en la vida real.
Me preguntaba si les gustaría que la siguiera subiendo aquí (si es así dejen un aplauso) o subirlo a mi blog personal (tumblr)(en ese caso, dejen una carita triste) (por las dudas voy a dejar el link del blog en mi perfil)
Gracias por leerme :)