“Te encuentro constantemente entre antiguas páginas de libros, entre el humo que baila sobre la taza de café,
entre la música que viaja por mis oídos para huir por la ventana…
Te encuentro entre mi memoria que no se olvida de tu rostro.”