Día 7

¿Qué es la meditación?

Esta palabra deriva del latín “Mediatio”, que significa “ejercicio intelectual” (o “contemplación”, desde el punto de vista religioso).
Suele tener alguna de las siguientes características:
-Un estado de concentración sobre la realidad del presente.
-Un estado de experimentación cuando la mente “se disuelve” y se libera de sus pensamientos.
- Una concentración donde la atención es liberada y se focaliza en Dios.
-Una focalización en un único objeto, pensamiento o percepción (como ser una playa, un río, una cascada).
Está diseñada para fines religiosos y salud mental y física. Existe una total relación entre la mente y el cuerpo y eso está comprobado. Se aconseja hacer meditación en momentos de mucho estrés, cuando tenemos un grave problema familiar, cuando buscamos una respuesta que no encontramos por otros medios, cuando nos queremos curar de alguna enfermedad o dolencia o para “subir” un escalón en el camino hacia la espiritualidad.

Posturas

La postura correcta para el momento de la meditación es: sentado en el suelo o en cualquier otra superficie (alfombra, almohada, colchoneta), con las piernas cruzadas, la espalda recta y los brazos cayendo suavemente sobre las rodillas o bien con los dedos unidos. La cabeza debe estar alineada con el tronco y los ojos, bien cerrados.
El siguiente paso es respirar de manera consciente, prestando atención al momento en el que ingresa el aire, para luego exhalar suavemente. Un ejercicio interesante en este momento es pensar que el aire que inhalamos son las soluciones y el que exhalamos, los problemas o dolencias. Así, cada vez que sale del cuerpo, nos sentimos un poco mejor.
La respiración debe ser lenta, calmada y natural.
No hay que buscar nada, se trata de estar presente, de no confundir más a la mente. Cuando un pensamiento llega, debe irse sin presionar, sólo “dejándolo”, como si fueran nubes que van atravesando el cielo en un día donde no hay demasiado viento. No pierdas nunca la consciencia y quédate despierto en todo momento.
Existen músicas específicas para la meditación (conocidas como mantras) que se escuchan de fondo. Sus sonidos son muy tranquilos y casi siempre se repite una misma frase o varias durante la canción, que dura no menos de diez minutos. Para que el ambiente sea todavía más propicio, las velas y los sahumerios o inciensos son vitales.
Cuando la práctica es constante y se realiza todas las semanas (al menos una vez), se van notando las diferencias. Los pensamientos ya no llegan tanto como antes y cuando lo hacen, desaparecen más rápidamente.
Si te sientes incomodo/a con la posición de las piernas, prueba a estirar una y luego otra, mover muñecas o tobillos, etc. Lo importante es que te sientas cómodo/a durante la meditación, que suele ser de al menos 20 minutos.

***

sun, yoga, and meditation image fashion, outfit, and honey image

***

Redes Sociales

-Tumblr: https://www.tumblr.com/blog/crist-x
-Snapchat: cris.tlr

Crista.