A veces pienso
de todo lo que he visto
¿Qué va a pasar cuando venga Cristo?
No sé por dónde empezar,
pedir que me perdones...

Yo me equivoco en todas ocasiones
¡Dios! ¡perdóname!
por las veces que te fallo,
porque yo estoy mal y no te busco.

¡Imagínate!

Imagina lo mal que estoy,
en la mesa nunca falta el pan
y ni gracias te doy...
¡Perdóname! por ser un malagradecido.

Yo siempre fallo
y tú estás conmigo,
me invitan a la iglesia
digo "sí" y ni aparezco.

Eres tan bueno y ni siquiera lo merezco...

Perdóname, por solo buscarte cuando te necesito
perdóname, porque bien contigo no ando...
Por no dar las gracias cuando me levanto.

Perdóname por todo mi pasado,
por todo lo que hice, por todos mis pecados,
perdóname por no decirte que TE AMO,
por no reconocer todo lo que me has dado.

Todo el mundo a mí
siempre me engaña...
Tú no,
Tú nunca me fallas.

Date cuenta que el tiempo se acaba
y date cuenta que sin Dios, no somos nada.

Créditos: GFAA