Muchas veces has deseado tener cosas o personas en tu vida y no entiendes el porque no suceden las cosas como siempre las has planeado, muchas veces lo logramos obtener y es mucho mejor de lo que soñaste, pero existen momentos en el cual no pasa como lo deseaste, existen momentos en los que lloras y le preguntas a la vida el porque las cosas.

A mi me pasa siempre y me seguirá pasando, pero lo que si me ha enseñado mi Gran Amor, es que muchas veces él no va permitir que las cosas sucedan, y te diré el porque... porque muchas veces esas cosas o personas podrán distraerte o hacerte daño y robarte esa hermosa bendición que llenara de alegría tu corazón, pero no desmayemos, al contrario hagámonos mas fuertes y luchemos por ser felices porque lo merecemos, todos merecemos ser felices y no dejes que por cualquier cosas que te haya salido mal afecte tu vida, o porque la persona que deseabas que estuviera en tu vida no esta, tenemos que darnos cuenta de que existe alguien que nos Ama tal y como somos, y esta esperando por nosotros y me incluyo porque también me ha costado entender.

Y aunque nuestro camino sea muy largo y muchas veces tendremos momentos de tristeza y dificultad pero no es motivo para desanimarnos, si no al contrario de demostrarnos que somos personas fuertes y valientes, y tener muy en claro que él siempre nos dará motivos para sonreír y que siempre nos dirá de mil maneras cuanto nos ama. Con el hecho de que estemos en pie es una gran bendición, aprendamos a sonreír por nosotros porque tenemos derecho hacer felices y claro también tenemos derecho a llorar pero no te quedes en ese dolor y tampoco te aferres a el porque lo único que hace es robarte la alegría y las bendiciones que Dios tiene para ti. Así que hoy te digo lucha por ser feliz y recuerda que la felicidad no es lo material, si no tener a Dios en nuestras vidas.