Mucha gente cree que es estúpido seguir llorando por ti, pero es imposible no recordarte cada día, marcaste tanto mi vida en menos de un año que ahora es imposible quitarte de mi cabeza, te extraño tanto que daría todo lo que me queda para poder verte una vez más, abrazarte y aprovechar un momento contigo. Me sigo echando la culpa porque te hayas ido, debí haberte ido a buscar ese día, yo sabia que algo andaba mal. Te quiero de vuelta amiguito, fuiste una luz que alumbro los días oscuros. Cada día despierto queriendo que todo fuer un sueño, y sufro cuando ya no te veo en mi vida, te extraño tanto que hasta duele, duele quererte, duele saber que nunca me podre acostar en el suelo contigo, duele saber que no me estas esperando en la casa cuando llegue del colegio, duele saber que te tuve por tan poco tiempo y no te pude valorar, duele tener este agujero en mi corazón...
Espero que estés en un mejor lugar y sigas siendo tan loquito como lo eras, siempre te tendré presente y siempre seras una de las mejores cosas que me han pasado en la vida...
Nos vemos cuando mi tiempo haya acabado...