Me enamoré de la persona menos esperada, de la que mas odiaba.
De la que no imaginaba pero en mis sueños estaba.
De la que me robó y mi alma conquistó, y con cada suspiro me cautivó.
Me beso y me demostró el verdadero significado del amor, me abrazo y me paralizo, por que en cada parte de mi se metió.
En cada gota de sangre vivió y en cada parte de mi piel descanso.
De ese me enamoré, del que nadie pensaba, pero el que mi cuerpo deseaba.
De esa mirada que me llevo a la nada.
De ese cuerpo que me mantuvo enredada y de ese amor qué nada lo superaba.