Nunca he conocido a alguien que haga cosas por mí como yo las hago por ellos, siempre soy yo la que se desgaste procurando a los demás, pensando como se sentirán o como reaccionarían, si les gustaría tal o cual cosa, pero cuando se trata de hacer algo por mí, nunca lo hacen, ni siquiera por mi cumpleaños o alguna fecha que sea importante para mí. Yo salí una vez con una amiga y ese día no tenía ganas, pero no le dije, porque sabía lo emocionada y que estaría feliz si iba con ella; pero hoy quise salir y ella me dijo expresamente que "no tenía ganas", así de simple, ni un esfuerzo por mí; pero es mi culpa por esperar que los demás harán lo que yo estoy dispuesta. hacer por ellos, demasiadas expectativas llevan a demasiadas decepciones, no estoy sorprendida porque se que a nadie le importa, solo lo confirmo cada día más.