Quiero sentir cosas nuevas, pero sin embargo no quiero olvidarme de mi pasado, quiero apreciar todo lo bueno y lo malo, abrazarlo con ternura y dejarlo ir, para que sea tan solo una ráfaga de viento fresco lleno de recuerdos y momentos. Amarlo con cada parte de mi cuerpo y de todos modos, abrirme a cosas nuevas, a amar de nuevo, a sentír esas mariposas nuevamente, esos nervios de las primeras veces, las risas y el maravilloso sentimiento de conocerse y amarse. Vivirlo y releerlo.