Comienza un nuevo año... Y con él inician nuevas metas, para continuar materializando grandes sueños o crear otros nuevos.

Nos acompañan miedos, frustraciones y una que otra tristeza, aún cuando en noche vieja intentamos hacer algún tipo de ritual liberador y generador de buenas vibras.

No importa cuánto tiempo te lleve cumplir tus aspiraciones, no importa cuántas veces fracases, no importa cuántas veces cambies el plan... porque lo único que realmente importa es que lo estás intentando y todos los días de tu vida es una oportunidad para alcanzar tus objetivos.

Que el éxito nos acompañe en el 2018, que cada esfuerzo obtenga su recompensa y que los pequeños detalles estén llenos de magia para sobreponernos ante cualquier adversidad.