Después de tantos amores tóxicos, pasajeros, otros que nunca pudieron ser, Me doy cuenta que el amor tiene que ser fácil, sencillo, sin tanto drama, sin dolor, solo con lagrimas pero de felicidad, el amor tiene que ser eso a lo que corremos para refugiarnos del mal, no tiene que ser de lo que huimos, el amor no tiene porque doler, el dolor solo debería llegar cuando se acaba. Si usted cree que esta bien sufrir en una relación usted no ha entendido de que se trata esto, el amor es amarse primero, amarse incluso más de lo que esperas que te amen, para después cuando llegue alguien que quieras amar no tengas que esperar que te de lo que tu no te has podido dar, si no que se trate de compartir el amor que ya tienes desde antes de su llegada, el amor no es dar, es compartir lo que ya tenemos.
Amen mucho, pero amen fácil, amar fácil no significa amar a cualquiera, se trata de amar a alguien que no sea cualquiera pero hacerle la vida fácil, hacernos la vida fácil. El amor tiene que ser fácil, amas a quien te ama, y a quien no te ama pues no lo amas. (Yo se que puede sonar más fácil de lo que puede ser, pero así es como debe ser, así es como debemos ser) Si es una amor imposible, espera a alguien posible, si sabes que no te hace bien, déjalo, es mejor estar solo pero estar bien, si sabes que busca a otras personas estando contigo, déjalo, nadie busca afuera lo que tiene en la casa, Si esa persona pasa por encima tuyo, te trata mal, no te da tu lugar, te hace sentir menos de lo que eres, déjalo, nadie puede hacerte sentir menos de lo que eres, amor propio antes de cualquier otro amor, por favor. Nadie merece un amor difícil, de esos que hacen sufrir, que no dejan dormir, que te vuelven celoso, nadie merece un amor doloroso y mucho menos posesivo, el amor es libre, es fácil, es humilde, no es orgulloso, el amor es ese pajarito que no tiene jaula, que puede volar muy alto, ir muy lejos y así sea libre siempre vuelve a la misma ventana por migajas de pan.
Aunque no creas en cuentos, y te conformes con lo que tu crees merecer, en algún lugar del planeta, de pronto en otro país, o parado a la vuelta de la esquina estará esperándote alguien de sonrisa bonita y ojos muy brillantes (de pronto en tu reflejo en el espejo). Antes tienes que dejar de buscar afuera, lo que tienes que buscar adentro, nadie va a llenar tu propio vacío por ti, o si los llenan se irán después para dejarlo aun más grande, tenemos que entender que las curas de nuestras heridas las tenemos nosotros mismos, cuando entendamos eso y dejemos de buscar curas temporales, llegara lo que tiene que llegar. No esperemos que alguien haga lo que solo podemos hacer nosotros. Amate primero, Amate mucho, para que nunca más dejes que alguien más te ame mal.