Estuve este largo periodo de tiempo tratando de descifrar su gran acertijo, era como un enorme laberinto sin salida donde me creía perdido y sin alguna solución. Mientras corría cada segundo solo quiería saber más de lo que realmente estaba hecho y era una completa pesadilla. Con cadenas por todo sus alrededores solo podía observar la superficie es su ser, donde solo surgía la naturalidad de su humildad y sus pequeñas bromas de la típica escuela. No sentía deseos de juzgarlo por cualquier opinión que diera porque la verdad es que me parecía un chico increíble, lleno de personalidad y con muchas cualidades que aun considero que debo conocer más de cerca. ¿Cómo es posible llegar a sentir algo tan grande en tan poco tiempo? Pues me llevo un tiempo encontrar la respuesta. Siempre voy a resaltar que las personas que realmente valen la pena son las que pasan desapercibidas, no las que van por allí llamando la atención de todos. Siempre estaba ocultando cualquier sentimiento que demostrara su dulzura, tal vez tenía miedo de mí o aun lo tiene. Pero lo comprendí todo, yo más que nadie sé que cuando tenemos mucho por dar, debemos ser muy cuidadosos escogiendo a quien lo recibe. Nunca intente dañarlo o lastimarlo, solo quería entrar en esa pequeña burbuja en la que flotaba por todo el lugar sin dejar rastro alguno. No me cansaba de admirar esa capacidad que tenia para tomar un momento cualquiera y hacerlo único, era como un maldito don. Después de todo él solo me mostró su mundo y lo loco que podía llegar a ser, donde canciones en inglés se escuchaban por las praderas y esa tonta frase lo hacía querer ser algo mas para estar a mi lado. Fueron detalles que por muy simples, para mi significaron mucho y jamás cambiaría mi opinión con respecto a su ser; sin duda era un chico sin frontera, sin limitación, simplemente era el mismo.]