Ahora solo sé que tengo el corazón hecho añicos, que hay cristales rotos en el suelo y que lo único que me queda de "nosotros" son los recuerdos.

Postdata: siempre te querré y te esperaré, en el aparcamiento de siempre,en las escaleras, para bajarlas corriendo y lanzarme a tus brazos como solía hacer.