Tus "No puedo dejar de quererte" se inmortalizaron como la letra de una bonita canción. Y ahora solo es un souvenir.