El día que me ames
el brillo del sol será más fuerte
y cantarán los pajaros,
danzarán las ninfas
y bailarán los sapos.

Pero no me amas,
ni me miras,
ni me extrañas.

Y mi corazón se llena de tristeza
con la distancia que nos separa
que no hace más que desaparecer
lo poco que conoces de mí.

Y tengo por seguro
que nunca me conociste
porque si lo hubieras hecho
hoy estarías locamente enamorado.

Pero te perdono,
vida mía,
porque eres joven
y te cuesta entender lo que es el amor.

Perdono cada uno de tus errores
porque eso hacen las personas cuando se aman
y ten por seguro
que no hay nadie que te ame más que yo.

Y cuando te tenga
te besaré, te amaré
y te querré
como nunca te han besado
amado y querido.

Y nuestros corazones
se llenarán de regocijo
y el sol será otro,
los pájaros cantarán en otra tonada,
las ninfas deslumbrarán
y los sapos danzarán.