Nací una noche de Julio. Perdida, pero iluminada. Veintidós años en este inextricable mundo. En busca de más vueltas al sol, e intentando plasmar palabras sin sentido en papel. Amante de las flores y las aves, completamente adicta al rock&roll y el arte.