Un día mientras observaba las nubes; el atardecer, cuando ocupaba un lugar a la inspiración vi a un hombre, lo identificaba pues tenia una mirada misteriosa que en cuya multitud creía que únicamente me miraba a mí.
- ¿Sabes que es el amor? -Me pregunto-. ¿Sabes?
Confundida lo miraba de una manera extraña y le respondí:
- Sinceramente no sabría decirle...
Me miró. Y con un rostro sonriente respondió él:
- ¿Quiere que le vuelva a preguntar?
- No -le dije. Con una voz entrecortada le pregunté-. ¿Usted sabe?
Con una corta sonrisa me dijo:
- La noche es oscura de por sí; mientras no encienda sus diamantes radiantes jamás brillara ni para ti ni para mí...
- No comprendo lo que dice, disculpe -le dije-. ¿Usted va a decir que es el amor?
Aquel hombre me miró inspirado y dijo:
- Bien sabemos que el amor es un sentimiento fuerte cuando es verdadero y no se olvida cuando lo fue, aquellos momentos no se borran simplemente utilizando un borrador.... el amor es la unión de dos mundos paralelos y la conexión de un solo sentimiento.
Miré al suelo recordando sus palabras, cuando quise mirarle a los ojos nuevamente.... aquel hombre misterioso ya no estaba.