Muchas personas piensan que las relaciones toxicas solo comprenden las relaciones de noviazgo, pero he aprendido en carne propia que no es así. Aquellas personas a las cuales tu consideras tus amigos, pueden ser capases de manipularte a su antojo para que cometas los mismos errores que ellos, o para tenerte a su disposición y obligarte inconscientemente a darles lo poco que tienes sin tener la mínima intención de retribuírtelo, haciéndote creer que es mas una responsabilidad que un favor. A continuación mi ejemplo.
Soy una persona que disfruta de las tardes en casa en pijama, tomando un delicioso café con pan mientras lee, dibuja o ve la televisión, no me agradan las fiestas, y mas si yo soy quien va a cuidar a los que se pongan ebrios, no gusto de fumar o tomar alcohol, no porque sepa que pueda hacer daño a mi cuerpo, sino porque simplemente el sabor no es de mi agrado.
La relación con mi madre puede describirse como única, desde que tengo memoria me ha dado la confianza de contarle todos mis secretos, es quien ha secado mis lagrimas y celebrado mis triunfos. Soy muy afortunada de que la persona que me dio la vida también sea mi mejor amiga, lo cual muchos pueden envidiar, unos en buena manera, y otros simplemente querrán sabotear esta relación por la misma razón.
Pero obviamente tendrás que crear vínculos con gente nueva, establecer relaciones como de amistad, laborales, escolares o de noviazgo. tendrás que analizar quienes son las mejores compañías para ti, no solo para pasarla bien, sino para ver quien sera quien te ayude en los momentos difíciles.
Creí haber escogido a la mejor compañía, pues había sido inculcada con los mismos valores que yo, tenia los mismos ideales y demás. todo iba bien hasta que una tercer persona llego a la relación y a mi me hicieron de lado por ser "aburrida", no me hablaban, fui ignorada y nunca recibí una disculpa. Cuando la tercer persona se iba, ella regresaba conmigo y yo hacia todo lo posible por hacerla sentir bien (la recogía de su casa sin cobrarle gasolina, le invitaba alguna comida con el poco dinero que tenia, le daba pequeños regalos, etc.) esperando que ella también fuera reciproca. pero al poco tiempo, llegaba otra persona y lo mismo pasaba, al menos 3 veces y yo la seguía perdonando por el miedo a estar sola. Prefería los malos tratos a estar "sola".

Tuvieron que pasar 5 años, muchas cosas, muchas personas que se interpusieran, mucha manipulación directa a mi "amiga" e indirecta para mi. Para que al final todo saliera en una gran pelea en la cual yo no fui capaz de defenderme, pues a mi se me hizo ver como la villana, cuando en la mayoría del tiempo solo había recibido humillaciones. Me encerré en mi cuarto por un largo tiempo llorando y fue ahí donde me di cuenta de todas las cosas que había permitido, había permitido que el grupo de amistades de ella me llamaran rara por preferir estar en casa tomando café y adelantando la tarea que en un club alcoholizandome, me hacían ver como la chófer sin paga con la obligación de llevarlas a donde ellas quisieran por tener un coche que mis padres me prestaron con mucho esfuerzo, me hicieron ver como la "ñoña" por compartir una relación magnifica con mi madre, con la cual ellas obviamente no contaban; pero sobre todo, me hicieron ver que no era normal, me lo repetían todos los días.
Debía alejarme de estas personas totalmente toxicas, la cuales en el momento e incluso ahora siguen creyendo que ellas son las victimas por el simple hecho de que he abierto los ojos y de que saben que ya no me dejare de ellas. Claro que al principio fue difícil, costandome 3 días llorando y sin probar bocado gracias a todo lo que se me había dicho que era, pero ahora que ya ha pasado mas de un mes, decidí quedarme solo con los aprendizajes, que es lo único bueno de toda esta horrible situación de 5 años:
Que tu forma de ser no debe de gustar a todos, solo a ti, y si alguien tiene problema con eso, es mejor alejarlo de tu vida.
No dejes que nadie te manipule, pero si vas a ceder no lastimes a los que te rodean, ponte en sus zapatos y valora el esfuerzo que ellos están haciendo por ti.
Valora los regalos que se te dan, sean tangibles o intangibles, y se reciproco.
Pero sobre todo aprendí que no hay que tener miedo de caminar solo, no hay que aguantar humillaciones y pisoteo gracias a este temor, las personas que de verdad valen la pena irán apareciendo con el tiempo.